Paula Arranz – Mujer Naturaleza

Somos Deseo

 

Siempre que hablamos de Deseo, incluso en algunos espacios espirituales o religiosos, se asocia con algo negativo, egoísta, lascivo… y cuándo me pregunto por qué esto ha sucedido, la respuesta es muy clara para mí. Es lo mismo que ha sucedido con nuestros ciclos, menstruación, la energía femenina, con la sexualidad… todo lo que encierra un gran poder, ha sido demonizado para que en vez de que lo cultivemos y desarrollemos, nos alejemos de ello.

Nuestras vidas están en muchas ocasiones inconscientemente guiadas siempre por las “posibilidades” externas y no por lo que realmente nuestra alma desea o ha venido a hacer aquí. Personalmente, en ese camino externo marcado, me encontraba infeliz, incompleta, siempre buscando algo que no acababa de encontrar. Y de alguna manera me di cuenta que no era porque la sociedad me imponga elegir entre esas posibilidades limitadas, sino porque yo misma no creía que otras opciones eran posibles para mi o que si quiera las merezca. No doy prioridad a muchas de las cosas que me dan placer y alegría, porque “no me lo merezco”.

Y es que el Deseo está asociado con nuestro propósito en la Vida. Somos el Deseo de la Existencia que quiere experimentarse a sí misma y por ello, se divide en estas dos energías femenina y masculina que danzan para crear la vida, que danzan para crear nuestra vida. Y cada una de nosotras tenemos un deseo de experimentar ciertas cosas, que es el propósito para el que hemos venido a esta vida, y que necesitamos recordar. Entonces, si somos el Deseo de la Existencia, ¿cómo no nos vamos a merecer la Vida?

Para llegar a nuestros Deseos, necesitamos conectarnos con el Placer, ya que el placer es la expresión de nuestra energía creativa (o sexual) en movimiento. Y cuanto más cultivemos esa energía, más nos llenamos de vida y podemos dar vida y manifestar todo lo que está alineado con nuestro Propósito. Y cuando hablamos de placer, no hablamos sólo de placer sexual, si no de placer en un sentido más amplio que a su vez está conectado con todos nuestros sentidos. Y como mujeres cíclicas, encontraremos diferentes placeres dependiendo en que fases de nuestro ciclo o de nuestra vida nos encontremos. 

Te espero en el Festival Cíclica en el taller “Somos Deseo” para seguir profundizando y, sobre todo, experimentando, que Somos Deseo.